viernes, 21 de julio de 2017

La calle de los repartidores

Pobres vecinos.

Repartidores de día y borrachillos de noche.

¿No querías centro, pues toma centro?

miércoles, 19 de julio de 2017

Fauna salsera: los peruanos

Comentario en nuestra lista privada de correo:

"Quizás algún día Antonio los incluya dentro de su compendio de fauna salsera, sólo que él los llama "peruanos".. Es típico ver bailar a las peruanas entre ellas, mientras que sus "novios" están observando, y tuviste suerte porque estabas en un bar de españoles, ni se te ocurra sacar a bailar a una peruana en un bar de peruanos, porque los peruanos no dejan que los demás "toquen" a sus chicas; si vas con tu pareja, no hay problema, bailas con ella entre los peruanos, pero no saques a bailar a una peruana porque tendrás los ojos de TODOS los peruanos clavados en tu espalda, eso si no te echan del garito.. es un consejillo que te doy: baila con españolas porque corres mucho peligro entre las peruanas, fuera aparte que no tienen ni pajodera idea de llevar el ritmo de la música, bailan entre ellas moviendo los brazos TODO el tiempo, en plan "ejes de ruedas de tren" y los pisotones ya los sufristes.. Besitos."

Antecedentes: Salimos una tarde a bailar y faltaban mujeres en nuestro grupo. Por contra había dos chicas bailando solas. Las observo y veo que están acompañadas por un par de chicos más interesados en el fútbol que en el baile. Se les pide permiso para bailar con ellas.

· ellos: pero somos colombianos, ¡eh!
· yo: ah, Felicidades

___

Comentario rescatado del olvido.






martes, 18 de julio de 2017

Antonio tiene un exchange

Antonio se ha comprado un Exchange.
Y sí: está contento.



lunes, 17 de julio de 2017

El concierto de los van van



Aviso de entrada con toque racistas. Antes de acusarme de serlo (que puede que lo sea) por favor lee hasta el final, donde te cuento que tuve una novia negra. Como si eso tuviera algo que ver, pensarás.

En Málaga hay muchos negros. Como en el resto de España, supongo. Y hay dos clases de negros: el estadounidense que es un negro rico, y los negros del resto del mundo, también conocidos como negros subsas, por el eufemismo de llamarlos subsaharianos. Los negros de Cuba al ser pobres, se asimilan a los negros subsas. El hombre más poderoso del mundo hasta hace más bien poco, era un negro estadounidense, que dudo mucho notara tufillos racistas. ¿Por qué? Porque no era pobre.

En Málaga no le hacemos mucho caso a los negros, pero no por ser negros sino por ser pobres. Un negro estadounidense jamás notará racismo, puesto que no es racismo sino desprecio al pobre. Y los pobres negros subsas, son precisamente eso: pobres.

En la salsa hay muchos negros. Se da por hecho que baila bien por el simple hecho de ser negro. Al igual que se dá por hecho que si sabes bailar, eres bueno follando. Velocidad y tocino.

Y aquí comienza la historia. Estamos más o menos en el año 2005.

Un negro aficionado al grupo los van van decide aprovechando que andaban de gira por cataluña, traerlos a Málaga y les ofrece pagarles el autobús, el alojamiento, doscientos euros (y una botella de ron por cabeza). Al parecer, aceptan. De hecho, vinieron.

A partir de aquí el negro habla con otros negros para dar difusión al evento y comenzar a vender entradas para esa supuesta maravilla que iban a ser los van van en Málaga. Incluso apalabró una especie de efímera discoteca que había en Plaza Mayor. Pechá me parece que se llamaba, aunque antes se llamaba salasol o algo parecido. Además se jactaban anticipadamente, que iban a hacer "la más grande rueda de casino del mundo", con música en directo.

Todo perfecto. ¿Qué podía salir mal?

Pues que en Málaga no le hacemos ni puñetero caso a los negros. Tienen mucha fantasía, y nadie apuesta por ellos. Es duro, pero es la puta realidad. Ya era así antes que yo naciese, y así seguirá siendo cuando yo muera.

Y sólo consiguieron vender cuatro entradas. Cuatro. Cuando llegaron los van van, había diez veces más músicos y jefecillos (todos los negros iban de jefecillos y medio organizadores) que público y lógicamente, se negaron a actuar. A los pobres incautos que compraron la entrada se les devolvió el dinero, como no podía ser de otra forma.

¿Racismo? Puede. Yo lo llamo más bien pobrefobia. Miedo al pobre, y se presume que eres pobre si eres negro subsa o negro cubano, que de pobreza ahí andan.

Y ahora viene la justificación que puse al inicio: que yo tuve una novia negra. Subsa. Negra y subsa. Así que yo cuando hablo de racismo, sé de lo que hablo.

Si sigues creyendo que soy racista, estás en tu derecho de matar al mensajero. Pero es lo que hay.

Como curiosidad, el negro que los quiso traer se conoce que ansiaba ser como ellos, pues siempre te saluda en varios idiomas, copiado claramente de una de las canciones de los van van. Y es lo único que sabe de esos otros idiomas.

Y ahí acabó la aventura malagueña de los van van. Vinieron y ahora se van van.


¿Y por qué lo publico ahora, tantos años después? Coño, cuando me he acordado. Y a título de curiosad, mira la fecha, hora y minutos de la entrada.








sábado, 15 de julio de 2017

Asi me gusta la cerveza

En una jarra congelada, y servida de inmediato.

Hay bares con mucha burrocracia y un montón de paseantes camareros, mientras la cerveza se calienta en la barra, sóla, triste y abandonada.


jueves, 13 de julio de 2017

La que le espera a Rosa Mari

Quiero creer que simplemente le quiere echar un polvo.

Podría interpretarse de muchas formas.


martes, 11 de julio de 2017

Eres cornuda, asumelo


No pasa nada.No eres ni la primera al igual que tampoco serás la última.


domingo, 9 de julio de 2017

Dime que me amas

No, que tengo sueño.
Google+