sábado, 13 de junio de 2009

San Antonio de Padua



Hay cosas que nunca entenderé. Resulta que mi santo, San Antonio de Padua no se llamaba Antonio, sino Fernando de Bulhoes pero por lo visto le gustaba más llamarse como yo (recursivamente yo como el y así hasta el infinito). Cosas de frikis. Los curas también pueden serlo.

Por lo visto fue un santo precoz ante los múltiples milagros que dicen que realizó, y resulta que mi santo es el patrón de los objetos perdidos y de la búsqueda de novio. Manda webos. Por lo visto hay que poner una estampa del santo y colocarla al revés hasta que la candidata por llamarla de alguna forma, haya encontrado su media mitad.

Pues nada, felicito a mis tocayos y tocayas en el día de San Fernando de Bulhoes, también conocido como San Antonio de Padua, e igualmente agradezco las muestras de afecto recibidas en forma principalmente de mensajes al móvil desde tempranas horas de la mañana, cuando estaba plácidamente en brazos de Morfeo, mamones, que os vais a enterar de lo que vale un peine [you are going to know what a comb is worth]

;-)

Gracias.

2 comentarios:

Jenny dijo...

Aunque unos minutillos tardes te deseo muchas felicidades Antonio.

Un abrazo.

Mamots dijo...

Pues Felicidades y gracias porque me llamo Toñi.

Besitos

Google+