lunes, 27 de noviembre de 2017

Soy un fascista

Con lo agusto que estarían los viejecitos jugando al dominó, y chutándose su dosis de cancerígenos en un lugar prohibido.

Pues no.

El que fuma en un lugar prohibido, es un hijo de puta.

Lo dice Antonio, el fascista.

A joderse, pestosos.

No hay comentarios:

Google+